En nuestros proyectos de Interiorismo Corporativo desarrollamos la imagen de la identidad corporativa de cada negocio, sea un espacio comercial, oficinas o tiendas. Al igual que el Diseño Interior Particular seguimos unas fases de proyectos que podrían resumirse así:

 

Fase 1: Definición de la Imagen Corporativa:

Está fase a nivel creativo es la más importante, ya que la definición de la imagen corporativa es la que te diferenciará del resto de las empresas. A partir del plan de negocios o las ideas que quiera aportar las complementaremos para conseguir la imagen corporativa que se ajuste a sus necesidades, para así trasladarlo al proyecto de interiorismo y de decoración.

 

Fase 2: Proyecto Básico de Interiorismo:

Elaboración de un proyecto básico de diseño interior donde quede plasmado las necesidades expuestas en la fase anterior, pudiendo haber casos en que sea requerido, redistribuir  las estancias del local en la búsqueda de espacios más amplios.

Diseño de mobiliario a medida de acuerdo con el proyecto de interiorismo.

 

Fase 3: Proyecto de Ejecución:

Redacción de planos específicos para la ejecución de elementos constructivos, mobiliario y decoración expresados en el proyecto básico.

Elaboración de presupuestos, coordinación y seguimiento de proveedores de materiales.

 

Fase 4: Proyecto de Decoración:

Proyecto de decoración que comprende la búsqueda de elementos decorativos no constructivos acordes con el proyecto de interiorismo.

 

Fase 5: Gestión de la Obra:

Seguimiento y coordinación de todos los agentes que intervienen en el proyecto con la finalidad de conseguir los plazos exigidos.